domingo 22.09.2019

El BNG y su imagen

bng-logo-primaryLos partidos políticos, cuando entran en crisis, no se preguntan "¿seguiremos haciendo falta?; ¿estamos aquí porque la gente nos necesita o porque nosotros necesitamos estar aquí para seguir viviendo como hasta ahora?" sino que se proponen cambiar de imagen. El BNG se está planteando cambiar de siglas, de logotipo; en fin, se propone cambiar de imagen.

No hace mucho, me decía un dirigente del BNG: "Si los gallegos fueran  inteligentes deberían votar al BNG para convertir sus ayuntamientos en algo parecido a Allariz, gobernada por el BNG y admirada por propios y extraños". Le respondí: "¿Os habéis preguntado alguna vez por qué a pesar de ser Allariz como una tacita de plata de toda Galicia, la gente no os vota?" No puede haber buena entente entre el pueblo gallego, tolerante y comprensivo; y el BNG, que es tajante, desprecia a todos los que no piensan como él y considera ignorantes a los que votan otras opciones políticas. Su discurso es más propio de una asamblea universitaria que de un pueblo gallego. Tanto Quintana, el alcalde anterior, como Paco, el actual alcalde de Allariz, han dejado de lado los discursos ideológicos y han gobernado –Paco aun  gobierna–, mirando de frente a la realidad; su carta de ruta no ha sido –no es–, una ideología preconcebida, sino las necesidades de la gente.

Manuel Mandianes

Comentarios