domingo 22.09.2019

Le odio con toda mi alma

103El que odia mantiene una relación conflictiva, intima y profunda con el odiado. El que odia se  siente fracasado, frustrado, herido en su orgullo porque el destino de la persona a la que odia escapa a su control. Y puede que el que odia no sepa si el odiado sabe o no que es odiado. En este caso, el que odia, además,  será victima de   una profunda incertidumbre que le removerá sin piedad y sin pausa la tierra bajo los pies. Y aun es peor que el odiado sepa que es odiado pero le sea completamente indiferente que “ese tal” le odie o le bendiga.   Muchas personas que odian, al no ser capaces de resolver el conflicto ni soportar la frustración optan por pegarle un tiro al odiado y luego suicidarse. En muchos aspectos, un amor no correspondido puede generar una relación parecida.
PD. Estas reflexiones me vinieron a la mente cuando, hoy mismo, oí a alguien decir: “Le odio y le odiaré siempre con toda mi alma”

Comentarios