miércoles 30/9/20
Se apoderaron de unos 300 euros en cobre y materiales de construcción que una anciana guardaba en el bajo de su casa

Un hurto en Seoane de Oleiros alerta a la comarca de A Limia de la presencia de dos cacos en furgoneta

Una anciana de Seoane de Oleiros, en Xinzo de Limia, fue víctima este miércoles de un hurto protagonizado por dos varones que viajaban en furgoneta. Fue su hijo residente en Vigo quien, después de conocidos los hechos, decidió alertar a la población limítrofe de la presencia de los cacos, para evitar que se reprodujesen actos similares.

El hurto se registró en la localidad de Seoane de Oleiros, en Xinzo de Limia. | FOTO: Noelia Caseiro.
El hurto se registró en la localidad de Seoane de Oleiros, en Xinzo de Limia. | FOTO: Noelia Caseiro.


"Ayer por la mañana -por el pasado miércoles-, más o menos a eso de las 10:30 horas, mi madre, Carmen, fue víctima de un hurto en su casa en Seoane de Oleiros (Xinzo de Limia). Los autores, dos hombres de mediana edad, tez morena, uno de ellos más alto, complexión normal y el otro más grueso y más bajito, con barba. Estos dos individuos tenían acento extranjero, posiblemente rumano, hablando un poco de mezcla de español con portugués... Viajaban a bordo de una furgoneta de color blanco, con unas letras en el lateral de color azul... (...)". Así comienza el relato de los hechos su hijo, residente en Vigo, en su perfil de Facebook, alertando a los limianos de la presencia de los dos ladrones que acabaron sustrayendo de la vivienda familiar cobre y otros enseres por valor de más de 300 euros, propiedad de su hermano, autónomo dedicado a reformas en el hogar. 

Los hechos tuvieron lugar el pasado miércores en la localidad de Seoane de Oleiros. Uno de los varones de la furgoneta descrita intentó entretener a la vecina Carmen haciéndose pasar por un comprador de chatarra. Entre tanto, el acompañante aprovechó el instante para colocar la furgoneta en el bajo de la vivienda y cargar en ella todo lo que encontró en el interior del garaje, que estaba siendo utilizado por otro hijo de la víctima para almacenar material de cobre y otros enseres propios del ejercicio de su profesión
La mujer, aunque anciana, acabó comprobando que se estaba tratando de un hurto y alertó al vecindario. En ese momento, los dos cacos abandonaron la vivienda y el lugar en dirección a la vecina localidad de Fiestras, también en el Concello de Xinzo de Limia. 

El hijo de la mujer ha decidido hacer públicos los hechos "para que sirvan de alerta a otras y otros ancianos que vivan solos en la comarca, para que no se dejen engañar", señaló a esta redacción. 

Comentarios