domingo. 02.10.2022
MULLERES

AINOHA GARCÍA RODRÍGUEZ “TAEKWONDO TE QUIERO”

Es muy importante estar orgullosa

de sí misma.

                                                                                                                                                                                                                                                       A.G.R.

AINHOA 3
AINHOA 3

Enfrentarse a la vida, asumir sus retos, su voz, su respiración, sus riesgos. Iniciar el combate del primer contacto con el mundo. Sentir el oxigeno en soledad, sin la seguridad y la atadura de un cordón. Llorar frente a la pérdida de un ser querido. Estar lanzado, arrojado al mundo de la historia única y personal es una situación que exige madurez, respeto, y en el plano individual puede transformarse en sucesivos actos de conciencia elevada.

Ganar, no es sino llegar a un espacio desde el cual podemos mostrar nuestra madurez en una disciplina. No ganar, puede suscitar incertidumbre, pero en todo caso, nunca debería sentido como fracaso, implica arriesgarnos a Ser y lo colocamos con mayúsculas porque es el ser lo más importante. Si arriesgarnos a Ser en un transito, donde la vida lo es todo, pero la sociedad del ventajismo y la rivalidad muchas veces exige dentro de los resultados y la vivencia del deporte, la vacuidad, la vanidad, creerse el mejor, una fantasía sin límites que acaba generalmente con la vejez.

Lo que sentimos frente a la joven Ainoha García Rodríguez, es que estamos frente a una sabiduría antigua, en un cuerpo muy joven. Es natural de Ourense, nacida del fruto de Luisa Rodríguez Domínguez y José Antonio García Martínez, con raíces en el pueblo de Macendo. Nacida el 11 de agosto de 2004, a las seis de la tarde por cesárea en el hospital Santa Teresa de Ourense.

Ella es una suave y delicada feminidad, una flor azul diría Novalis, lo suficientemente resguardada del tumulto como para poder existir de forma distinta en un mundo de competidores y abierta para exhalar un aroma de firmeza que seguramente le permitirá sobrevivir en la competencia europea frente a la cual se prepara día a día en el Centro deportivo Couto de Ourense.

Ha logrado llegar a ser en la competencia subcampeona europea de Taekwondo en la categoría Junior 2021.

AINHOA
AINHOA

Esta disciplina del arte marcial coreano implica sucesivos ataques y defensas que permiten una adecuada y hermosa combinación de movimientos que nos prepara para la defensa, en cada momento. Poomsae, el taekwondo tiene varias modalidades y el combate es otra modalidad, -me llamaba más la atención es más dinámico que el poomsae- El combate es muy diverso. Depende del contrincante, me gustaba más lo veo más divertido.

Escuchémosla a ella:

“Empecé el Taekwondo por mi hermana Antia. Todo lo que ella hacía me producía curiosidad. A los dos años ya quería empezar, pero no recomiendan esta edad. Comencé a los tres años.

Las primeras enseñanzas las recuerdo por encima porque era muy pequeña y tímida. Te ayuda a socializar. Me preparó a abrirme paulatinamente y ser segura de mi misma.

Me lo he pasado superbién, tengo muy buenos recuerdos. Empecé a competir sobre los diez años, antes hacía técnica. Me especialicé en el combate. Siempre me ha encantado. Era, al principio una manera de evadirme de los estudios. Cualquier deporte es una manera de divertirme. Me gusta más que ir a estudiar. Té vas especializando y cambias de color. El máximo es el negro. Para combate llevas la protección en el peto que va por debajo del cuello hasta la cadera.

Recuerdo mi primera competencia. Empecé en Ourense, en el pabellón de los remedios, en el anexo. Nuestro entrenador hizo un pequeño campeonato. Me habían puesto con un chico y yo gané. Lo disfruté muchísimo.

Yo me siento muy nerviosa, a veces los nervios me superan. Los que ganaban el campeonato de España llevaban la representación de la federación española y era un símbolo que me produce respeto. Los que ganaban iban representando al país y eso me daba nervios. Haber podido llegar allí me hace sentir orgullosa”

Respira, guarda silencio, habla poco y de manera precisa y mueve sus manos. Estamos en el Parque O Toural de Xinzo de Limia. Acaban de pasar las fiestas del esquecemento. Nuestro lugar de reunión es una de las mesas de piedra del parque. Lola Rico la Coordinadora de la Asociación y el padre de Ainoha se encuentran charlando animadamente un poco retirados de nosotras. Ella me explica el significado de cambiar el color del cinturón.

“Te vas examinando y el máximo es el negro, para combate llevas la protección, el peto hasta por debajo de la cadera y el casco. Tiene imanes y en las protecciones, al golpear según la categoría hay un mínimo de potencia. Se protegen las tibias, el antebrazo, las manos, los genitales.

El Taekwondo se comenzó en hombres y en la actualidad hay miles de mujeres que practican este deporte. Como aspiración todo deportista piensa en los juegos olímpicos, pero hay que ir superando pequeñas metas. Yo iré al campeonato de Europa sub21 que se realizará el 27, 28 y 29 de septiembre de este año en Albania. Es una categoría con mucho nivel. La competencia es muy importante, aunque no llegue a ganarlo”

AINHOA 5
Ainhoa, Rosa e Lola

La entrevista nos va llevando. Pensamos que sería muy bueno que las mujeres aprendieran las bases de esta disciplina, para así poder defenderse de los ataques miserables que implica la violencia sexual y doméstica, los ataques individuales y/o en grupo contra una mujer sola, seguramente si supiéramos principios básicos de defensa personal sería distinto. Las mujeres podrían colocarse en situación de combatientes, con conocimientos más que de sufridoras o en desventaja física de conductoras y defensoras de sus circunstancias y su propio y único destino.

El ser mujer no es en ningún caso una dificultad para desempeñar esta disciplina, esta filosofía.

“A mi me han ayudado a vencer mi timidez los entrenamientos y combates. Me ha ofrecido muchas amistades, las mejores que he tenido en mi vida. Es muy sana la amistad que te puede dar el deporte. Uno se alegra también con los éxitos de los otros. Se siente más seguridad. Aprendí a confiar más en mi misma, también me ayudó mucho a madurar.

Con trece años me fui a Egipto, a Hungría a Polonia. El estar sola te ayuda a madurar, empiezas a creer en ti misma. Me tomo muy en serio las cosas. Empiezo a sentirme segura con las metas que puedo llegar a alcanzar.

Hay que decir que la Federación Gallega hace muchos entrenamientos y presentaciones. Yo hablo mucho el gallego. Este idioma también me trae recuerdos importantes con la Federación Gallega.

A los 13 años participé en el mundial, en el europeo, era mi segundo campeonato de España donde me clasifiqué para el mundial y el europeo…Algunos me decían que iba a ganar y perdí. A veces sentía que los decepcionaba. Mi madre me repetía siempre, tu no vas a decepcionar a nadie. Eres tu la que estas allí. Eres tú. Me enseñó a abandonar esos sentimientos. Dos años después de sentí diferente. Me sentí muy orgullosa de mi y de mis sentimientos más que de la medalla.

Todo estriba en los valores, en la disciplina, en el conocimiento de la técnica, pero especialmente de si mismo…

AINHOA 2

Uno de los aspectos fundamentales es el respeto al otro, al anciano, al sabio, al profesor, es por ello que a los entrenadores se les respeta muchísimo, son figuras muy importantes y a los oponentes también, se les da la mano como un gesto de respeto y de compañerismo. Es fundamental que nuestra disciplina sea lúdica, que nos guste y nos enseñe a vivir la vida. Debemos desarrollar la psicomotricidad, el equilibrio, la flexibilidad, la rapidez.

Hay unas técnicas básicas, defensa abajo, aremaki, defensa al medio, motonmaki, defensa arriba, olgunmaki. Se hacen combinaciones de defensa y de competencia, particularmente, a mi me gusta más el combate porque es más versátil, lo veo como más creativo”.

Escuchándola veo a una persona joven que nos enseña aspectos importantes para nuestras vidas, ya que a veces pensamos que solo los especialistas o personas mayores pueden enseñar. Los jóvenes nos pueden enseñar distintas cosas. No se ¿por qué?, pero recuerdo la pandemia y los casos de muertes y el incremento de la violencia doméstica.

Le pregunto si ella ha pensado en los duelos y cómo se podrán resolver. Ella se queda pensativa y me dice que una de las experiencias que resultaron duras para ella, fue la pérdida de su mascota, un perrito con el cual se llevaba muy bien y al cual le tenía muchísimo afecto, también me dice que no debemos dejarnos llevar por la tristeza.

“ A mi perrito le detectaron de pequeño una enfermedad del corazón. Fuimos a muchos veterinarios. Llegó un momento que no aguantaba y con los años falleció. Eso me dolió mucho. Mi padre cuando estábamos en los campeonatos, siendo niña aún, me enviaba una foto del perrito y me decía que me estaba acompañando. Era un estímulo para hacerlo mejor. Eso  funcionó. Ahora tengo una gata Kiara. Los animales vienen sin maldad, se nota que son buenos y eso es lo que me encanta.

AINHOA 4
AINHOA 4

Mi familia me ha enseñado que no hay necesidad de quedar por encima de los demás. Es necesario que te den toques de atención, eso te ayuda a ser mejor persona. Puedes reconocer el momento en que debes parar. Me considero una persona sana sin mayor violencia.

¿Qué le dirías a los jóvenes?

“Que se dejen aconsejar. En mi caso han sido muy importantes mis abuelos. Se criaron de otra manera. Ellos viven en el rural gallego, en la provincia de Orense. Me gusta mucho Galicia. Tiene muchos lugares preciosos y su gente es muy acogedora con los extranjeros. Los gallegos defendemos mucho nuestra cultura, y nuestras tradiciones…

Nosotros somos de Macendo de Castrelo de Miño. Muchas veces vamos a comer allí. Mi comida favorita es la lasaña, pero yo como muy variado, comer platos de distintas culturas y escuchar música. Escucho distintos géneros y la música me ayuda a bajar el stress.

En el pueblo mi familia comenzó con una plantación de olivos. Me acuerdo cuando era pequeñita todos íbamos a la plantación. Al momento me pareció increíble, muy nuestro y ver ahora que el aceite que nuestra familia produce se venda en la tienda que está al lado de nuestra casa, para mi es muy bonito. El aceite que producimos se llama Alma Meiga, es un nombre que nos llena de emoción. Es muy saludable y la botella es de vidrio, de color oscuro y tiene un diseño muy hermoso, igual que para desarrollarnos como deportistas necesitamos una disciplina y una constancia, también en la producción me he dado cuenta, por mis padres que la constancia, el amor, el respeto a lo que hacemos tiene un fruto y tiene Alma.

Podríamos decir entonces, que Galicia tiene, un Alma Meiga, porque de que vuelan, vuelan.

R.M.T.B.