lunes 25/10/21

El pediatra que no quería atender a los niños

COSÉ OLMOS Ya llegaron los niños saharauis a pasar el verano en España. Los de Galicia, llegaron el lunes día 7. Después...
Niños Saharauis de acogida que llegaron a nuestra provincia el día 7, entre los que se encuentra Magaly(ya vecina de Xinzo) y Jadi que por primera vez llega a Xinzo.
COSÉ OLMOS

Ya llegaron los niños saharauis a pasar el verano en España. Los de Galicia, llegaron el lunes día 7.

Después de pasar unos días, nos disponemos a pedir cita y pasar las revisiones médicas. La Xunta de Galicia tiene un convenio con la Delegación Saharaui, por ello, estos niños tienen derecho a estas revisiones, vacunas y lo que haga falta. También hay clínicas oftalmológicas y clínicas dentales que prestan sus servicios gratuitamente.

A pesar de ello, nos encontramos con el pediatra de Xinzo de Limia, Dr. Luis Antelo Anido, que se niega a atender a estos niños. Por qué? La respuesta que da, es que no merece la pena, ya que de todas formas se vuelven a los campamentos. Muy bien Sr. Antelo, muy bien, no puedo entender como alguien que se dedica al cuidado de niños pueda pensar esto, no sabe que necesitan vacunas como los demás? Y que tienen caries y que algunos necesitan gafas?

Cierto es que la solidaridad es algo que no puede ser impuesto, que no es el caso, porque tiene la obligación de atenderlos, pero, no se preocupe, estos niños van a ser atendidos, porque lo merecen. Tenemos una pedíatra Ana Mª Martínez Nogueiras, que no tiene ningún inconveniente en hacerlo, gracias Ana, por la atención y el cariño con que los tratas. Gracias Carlos Gómez y Silvia Dopazo, por prestar vuestros servicios gratuitamente, en la Clínica Centro de Especialidades. Gracias a la óptica Varela en Ourense, que le facilita las gafas si lo necesitan. Gracias a todos. Gracias porque el trato que reciben, no puede ser más cariñoso.

Como ve Sr. Antelo, hay mucha gente que no piensa igual que usted, mucha gente que hace que este mundo sea un poco mejor, y que inculcan estos valores a sus hijos.

Solo decirle, que deseo que sea un buen pediatra, porque como persona, deja mucho que desear.

 ¡¡SÁHARA LIBRE!!

Comentarios