miércoles 22/9/21
Colaborador de "dendealimia"

El periodista Manuel Dobaño recupera el espíritu del periodismo local en su nuevo libro

“Porque informar era el oficio”, concluye la periodista Rosa Maria Calaf en el prólogo del libro de Manuel Dobaño K-11. Estación clandestina: crónica de un periodista de a pie, que se presentará el próximo jueves 2 de octubre a las 19.15 h, en la sala de actos de la biblioteca Antonio Martín del Cèntric Espai Cultural, con la presencia de la propia Rosa Maria Calaf y Leandro Lamor, delegado general en Cataluña de la Agencia Efe.

Informar era el oficio y este libro de Manuel Dobaño es un reflejo de este modo de entender el periodismo que “refleja el vivir de cada día de las gentes y es el primer intermediario que sirve al ciudadano aquello que tiene que saber”, incide Calaf en su prólogo. El veterano corresponsal hace un repaso en este libro a su trayectoria profesional, que empezó en la gasolinera que regentaba su familia, la K-11 Dobaño, un estratégico punto de observación en los años setenta desde el cual diariamente conseguía cazar al vuelo un montón de historias. En las páginas del libro rescata una selección de noticias de sus comienzos periodísticos, en la Hoja del Lunes y la Agencia Efe, medio en el cual ejerció durante 33 años como corresponsal en la comarca del Baix Llobregat.

El Aeropuerto de Barcelona-El Prat es otro de los protagonistas de K-11. Estación clandestina, otra inagotable fuente de información en la cual confluían toda una serie de personajes y situaciones que lo convertían en un hormiguero de noticias. Y finalmente, los rostros humanos de muchos personajes importantes también han pasado por la mirada periodística de Manuel Dobaño. Personalidades de diferente categoría, tales como José Saramago, Camilo José Cela, Mario Vargas Llosa, Francisco González Ledesma, Suso de Toro, Samuel Ruiz (obispo de Chiapas), Aleida Guevara (hija del Che), José Carreras, Hebe de Bonafini (presidenta de las Madres de Plaza de Mayo), o Pedro Duque y John Glenn (viajeros del espacio), consiguieron emocionar al periodista.

Comentarios