domingo. 27.11.2022

Esta es una de nuestras últimas fotos. Paseábamos juntos por San Lourenzo, tu pueblo. No me hago a la idea de volver a recorrer esas calles -y las de todas las aldeas de nuestro municipio- sin ti. Pasaba casi más tiempo contigo que con mi familia, eras mi verdadera sombra en lo profesional, pero también en lo personal y en esta ardua tarea de tener que gobernar -lo mejor posible- para todos nuestros vecinos.

Experto, cabal, dispuesto, fiel, leal, entregado y, por encima de cualquier otro calificativo, bueno y más generoso aún. Si existiese un galardón al mejor concejal, te lo llevarías de calle. Nunca hubo un "no" en cualquiera de las cosas que te pedí cuando de ayudar a nuestra comunidad se trataba. Allí donde había un problema que solo tú podías resolver, allí ibas. Tus "ahora mismo vou” eran para mí un quebradero de cabeza menos. Llamase a la hora que llamase, siempre estabas dispuesto a trabajar por tus vecinos, por todos esos que te despidieron en esa tarde desapacible de jueves, y los que aún te lloramos sin saber muy bien por qué has tenido que emprender un viaje que podía esperar.

Ya no podré agradecerte en esta vida todo lo que me has ayudado a crecer como persona y como alcaldesa. Pero viaja sereno, dejas una huella indeleble, querido "Peitos", en todos nosotros.

Tu querida alcaldesa y amiga.

Susana Vázquez Dorado

Alcaldesa de Porqueira