viernes. 03.02.2023

La asociación ESCOLA RURAL DE SAUDE DA LIMIA, ha venido realizando un trabajo de promoción de la salud, de la igualdad, en La Limia durante once años, observando cómo las mujeres acuden y se empeñan en reencontrarse en centros sociales, en refaccionar antiguos fornos comunitarios, cuidan de sus hijos, de sus maridos, de sus padres, pero también resguardando el archivo histórico familiar y protegiendo los centros patrimoniales históricos.

Uno de los conocimientos tradicionales que las mujeres tienen es El tejido, el corte y la confección, ayuda a disminuir la soledad y también ha sido históricamente una de las actividades con las cuales las mujeres fortalecieron su núcleo familiar y social y algunas se desarrollaron como extraordinarias artistas y artesanas. Pensamos que el tejido tiene un contenido simbólico muy importante porque es en sí una representación de la sociedad.

Existe también un tejido social o un destejido, un tejido neuronal, un entramado natural que nos define y define nuestra identidad y nuestra personalidad, las mujeres podemos hacer de esa identidad y de nuestras actividades tradicionales una fortaleza. Por ello la propuesta en esta ocasión en el Centro Social de Ganade, recientemente inaugurado y donde hay que resaltar el trabajo de Ángeles Marra para su empuje.

Colocando todos los días un nuevo aporte, las mujeres realizarán el día sábado 3 de diciembre a las 16.30 p.m.  una exposición de tejidos antiguos que han denominado Mostra Textil “Tecendo en Ganade, a identidade das mulleres e o tecido social nas suas mans”

Las piezas que allí se expondrán son únicas, hechas a mano o en telar, habiendo realizado en éstas todo el proceso íntegro, desde la plantación del lino hasta su terminación, algunas tienen más de 150 años, son piezas que han sido resguardadas, protegidas, añoradas y en ellas, como en el archivo de los papeles y fotografías, el agua manil, o la plancha antigua guarda otro archivo familiar, las memorias del entramado social. ¿Cuántos inviernos tras la magia o el penar de la madera del telar no vieron pasar estas mujeres, mientras hacían estos tejidos a la luz de las chimeneas en aquellos inviernos, de amores, desamores, pérdidas, guerras? Pero también cuando compartir entre ellas, como ahora, es la fortaleza de lo que hemos desarrollado como conocimiento tradicional,  lo que algunas  empresas de corte social  como “Ágora” con Sonia Trigo en Xinzo de Limia, con su particular propuesta  donde  tendremos próximamente la oportunidad  de mostrar algunos de estos tejidos; a ellos se unen algunas mujeres en la migración buscando su identidad gallega como Marcia Diéguez, en la dirección de Cultura del Centro Español de Santos, en Sao Paulo (Brasil) o la fortaleza de Matilde Gándara creadora del  “Museo-casa Mati”, quienes también nos apoyan en esta muestra en Ganade.